Consejos para visitar Roma en tu primera vez

Lo admito me encanta Roma. Amo su mezcla caótica de lo moderno y lo antiguo, su actitud más grande que la vida, y sus gemas ocultas. Pero si todavía no las has visitado, creo que es recomendable que no te abrumes demasiado por esta ciudad y la aproveches al máximo con algunos de los consejos para visitar Roma que te voy a dar en este post.

Consejos para visitar Roma en tu primera vez en la ciudad

  • La ciudad puede ser muy abrumadora al principio, pero muchos de los principales lugares de interés turístico de Roma se concentran en un área relativamente pequeña, por lo que la parte de Roma en la que pasarás la mayor parte de tu tiempo de visita es considerablemente menor de lo que podrías pensar. Con un buen mapa, un lugar céntrico para dormir y una comprensión del sistema de transporte público en Roma, serás capaz de navegar por la ciudad más fácilmente. Además, la red de autobuses es mucho más extensa que el sistema de metro, por lo que hay aún más lugares que puedes ir sin mucho esfuerzo. Tus pies te lo agradecerán más tarde.
  • En una ciudad como Roma, más que en otras ciudades italianas (al menos en mi opinión), es importante que marques tu mismo el ritmo. ¿Verás todo en Roma en tu primera visita? Absolutamente no. Y sería tonto intentarlo. Concédete momentos para relajarte y no trates de incluir itinerario demasiadas cosas en un dia. Esto es, me parece, una manera fácil y agradable de aclimatarse a Roma. Además puedes encontrar lugares baratos para alojarte, pero recuerda que sólo porque un hotel o albergue dice que esta “en el centro histórico de la ciudad” no significa que va a estar a poca distancia de una gran atracción . El centro histórico de Roma es enorme, así que asegúrate de revisar la ubicación de cualquier hotel o albergue en un mapa antes de que te emociones demasiado. Hay, por ejemplo, una alta concentración de hoteles baratos y hostales cerca de la estación Termini, pero no es lo que la mayoría de la gente llamaría el centro histórico de la ciudad. Sin embargo, allí podrás encontrar autobuses en la estación de tren, así que puedes ir donde quieras de la ciudad desde allí.
  • Julio y agosto pueden ser los meses de vacaciones en algunas partes del mundo, pero en Roma son típicamente extremadamente calientes y húmedos y muchos residentes (los más inteligentes, de todos modos) abandonan la ciudad hacia la costa. No se sorprenda de encontrar un montón de carteles de “cerrado para las vacaciones” en escaparates alrededor de Roma. Por supuesto, esto significa que la ciudad esta menos concurrida.
  • Si decides visitar Roma durante los meses de verano más calientes, llevar y usa equipo de sol adecuado (sombreros flexibles, protector solar), y lleva una botella de agua reutilizable contigo. Las fuentes públicas de agua potable de Roma sirven una de las aguas más sabrosas (y maravillosamente frías) que encontrarás en cualquier lugar, y la necesitarás. Hay incluso una convenientemente ubicada justo en el Foro Romano, lo cual es bueno porque no hay casi sombra allí.
  • Como cualquier gran ciudad en todo el mundo, está obligada a lidiar con tasas más altas de delincuencia en Roma que en el resto de las ciudades de la colina de Toscana. Sin embargo, conozco a personas que les han robado en Roma, personas que han cogido a carteristas en el acto (y frustrado el robo), y otros que nunca han tenido ningún problema en absoluto, por lo que definitivamente no estoy diciendo que cualquiera que ponga el pie en Roma va a ser robado. Sin embargo, creo que vale la pena estar alerta en Roma. Sigue siendo consciente de tu entorno y cauteloso acerca de tus pertenencias, especialmente en el metro y el autobús “rutas turísticas”.
  • Si puede encontrar una oficina de información turística o una tienda relacionada con el turismo, detente y haz las preguntas necesarias que necesites resolver. Los lugareños que pasa por la calle no son groseros, pero intenta no molestarlos ya que estan invadidos con tanto turista.